Venta particular

Cómo vender tu casa sin los servicios de una inmobiliaria

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

GUÍA VENTA

Ha llegado la hora de vender tu piso y has pensado que lo mejor es hacerlo por tu cuenta. Quieres vender tu vivienda prescindiendo de los servicios de las agencias inmobiliarias en Valencia. Piensas que así te ahorrarás un buen dinero en los honorarios de la inmobiliaria.

Te estás preguntando ¿Puedo vender mi piso yo solo? La respuesta es sí.

Si tienes tiempo y los conocimientos adecuados ¡No pagues los servicios de una inmobiliaria!

Veamos cuáles son los pasos que debes dar para que la venta de tu piso sin intermediarios.

Pasos para vender tu vivienda por tu cuenta

Vender una vivienda no es tarea fácil. Te asaltarán muchas dudas desde un primer momento
¿A qué precio puedes venderla?
¿Cómo prepararla para que los compradores se interesen por ella?
¿Cómo puedes anunciarla y hacer que llegue al mayor número de compradores potenciales posible?
¿Cuáles son los trámites burocráticos que debes seguir?
¿Necesitas un contrato para la reserva o “señal”?

Y muchas cosas más que se quedan en el tintero.

Son muchas las cosas que hay que hacer. Muchas las preguntas que te formulas,  y te das cuenta de que vender una casa es complicado y conlleva muchos pasos a seguir. Algunos más fáciles, quizás otros no tanto.

Veamos los pasos básicos que hay que seguir para que pongas a la venta una vivienda.

  1. Haz un estudio previo de mercado

Para saber en cuánto puedes fijar el precio de tu vivienda, tendrás que dedicar un tiempo a estudiar cuáles son los precios de los pisos de tu zona. Lo mejor es pasarse por el barrio, cotillear los precios de salida en los portales de Internet…en fin, hacerte una idea de cuál sería el precio justo para tu vivienda, para atraer a potenciales compradores, en relación a tu competencia objetiva.

  1. Elabora un Plan de Marketing

Un plan de Marketing es un estudio del conjunto de acciones que piensas llevar a cabo para promocionar tu piso. Colocación de carteles de venta, impresión de folletos y buzoneo tradicional, colocar tu anuncio en portales de Internet, moverla en redes sociales a través de amigos, conocidos, etc.

fotos inmobiliarias

  1. Decora tu casa para mostrarla y haz fotos de calidad

Muestra la mejor cara de tu vivienda, la que puede atraer a un comprador para pensar que le gustaría comprarla. A lo mejor no tienes muchas nociones de decoración y “home staging”, pero te puedes informar buscando por Internet. Deberás tener la casa lista siempre, para que esté “presentable” en cualquier momento, aunque no tengas programadas visitas . Después, haz fotos de calidad, con un buen acabado,  y aprende a retocarlas en tu ordenador.

  1. Anuncia tu casa en los portales inmobiliarios adecuados, coloca un cartel, diseña folletos para repartir

Además de las fotos, necesitarás un texto, que muestre los datos objetivos de tu casa (metros cuadrados, número de habitaciones, si tiene plaza de garaje, si tu casa está ubicada en una urbanización con piscina) y un texto atractivo que muestre las mejores cualidades de tu vivienda.

Después, puedes empezar a buscar portales inmobiliarios, elaborar una lista bien depurada y empezar a colocar los anuncios de tu casa. Algunos portales inmobiliarios  son gratis y otros te cobraran por este servicio. Deberás tenerlo en cuenta. También debes estudiar cuál es el mejor sistema de buscadores. En qué posición aparecerán los portales seleccionados por ti cuando un comprador busque pisos a la venta. Además, puedes diseñar y elaborar folletos, imprimirlos en alguna imprenta profesional y buzonear por la zona o alrededores. Y, por último, puedes colocar el clásico cartel de “Se vende”.

llamadas inmobiliarias

  1. Ten disponible un teléfono de contacto de forma permanente

Debes tener en cuenta que las personas interesadas te llamarán a cualquier hora del día, o incluso de la noche, en resumen, cuando tengan un hueco libre para preguntarte por tu casa. Tendrás que acostumbrarte a las interrupciones constantes de cualquier actividad que estés desarrollando. Teniendo en cuenta que algunas llamadas pueden producirse en los momentos más inoportunos para ti.

  1. Cierra agendas de visitas a tu piso y toma tus precauciones con las personas que entrarán a visitarlo

Una vez que tengas compradores interesados en tu propiedad, tendrás que cerrar horas en tu agenda, y quedar a determinadas horas o días que sean convenientes para los dos. Siempre intenta darle prioridad a las horas en las que tu comprador podría visitar tu casa. Además, durante la conversación telefónica, convendría que realizaras una fase de investigación (su trabajo, familia, etc…) para saber si es un potencial comprador, incluso solicitarle algún tipo de documentación que avale lo que te ha explicado por teléfono, para saber si estás dejando entrar en tu casa a una persona en la que puedes confiar.

  1. Adopta tácticas de vendedor cuando recibas visitas

Ya no eres el propietario, eres el vendedor, y hacen falta una serie de cualidades, tanto personales como de formación: psicología, empatía, conocimientos de marketing y ventas, etc. Es necesario que tengas en mente que tienes que captar el interés del visitante, que se puede convertir en tu futuro comprador.

conocimientos legales

  1. Haz algo de acopio de conocimientos de la legislación vigente y gestiones de tipo legal y económico

Aunque no seas un experto, conviene que sepas cuál es la legislación vigente, la burocracia necesaria, en qué consiste una tasación, el trabajo de la notaría, cuánto se llevaría Hacienda, cómo es la escrituración de un piso…en fin, un montón de cosas absolutamente necesarias para poder vender tu propiedad con todas las formalidades necesarias. Puede que tengas que pedir cita en tu Ayuntamiento para informarte, entre otras muchos trámites que deberás hacer a la hora de vender.

Conclusión: ¿merece la pena vender la casa por tu cuenta?

Como ves, vender un piso por tu cuenta requiere invertir mucho tiempo. Requiere algo de dinero y tener una disponibilidad casi absoluta y esclava. Adquirir conocimientos de negociación y legales. Darte paseos a instituciones públicas para informarte. Ser un experto fotógrafo e internauta y un largo etcétera.

¿Te merece la pena vender tu piso por tu cuenta?

Un agente inmobiliario o asesor inmobiliario se va a encargar de todas estas cuestiones. Te va a facilitar muchísimo todos los pasos que tienes que dar, por mucho menos dinero del que imaginas.

Además, y ésta es una realidad, muchas transacciones inmobiliarias entre particulares están mal hechas, fruto del desconocimiento. En el futuro pueden acarrear muchos problemas. A la larga, por inversión en tiempo, que también es dinero, por gastos en pequeñas cosas que al final no son tan pequeñas, y por lo engorroso que es vender un piso por tu cuenta sin tener conocimientos específicos, es infinitamente mejor confiar en un buen agente inmobiliario o una buena agencia inmobiliaria que te guíe en tus pasos desde el principio.
Sin duda, saldrás ganando.

ayuda venta

Comparte en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Recibe los últimos artículos de mi blog

Otros artículos

Deja un comentario