contrato arras

Contrato de arras, ¿cómo funciona?

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

¿Estás pensando en comprar o vender una propiedad ?

Entonces es importante que sepas que las arras o contrato de arras es una práctica muy común. Se  lleva a cabo entre un comprador y vendedor cuando llegan a un acuerdo en la compraventa de un inmueble.

El contrato de arras es un contrato en el que se compromete a efectuar el proceso de la compra venta del inmueble. El comprador, como garantía o como prueba del cumplimiento del contrato, procede a entregar una cantidad económica; y en el que se penaliza al vendedor o comprador si se llegase a romper el acuerdo.

Debes saber que en el momento en el que empiezas a estampar tu firma para la venta o compra de una propiedad, aunque no lo parezca, te estás comprometiendo ante documentos que son de obligatorio cumplimiento. Y es que el primer contrato que firmes será el contrato de arras. Es igual de importante que la firma pública ante notario del papel oficial de compraventa. Este es una transcripción de lo previamente firmado.

¿Cuáles son los datos fundamentales que debe contener las arras o contrato de arras?

Para que ambas partes eviten cualquier tipo de sorpresa, el contrato deberá contener la identificación exacta de la vivienda. Debe contener la ubicación, propietario, características básicas y posibles anexos como trasteros, garaje, etc. También el precio, la forma de pago, las posibles cargas de la propiedad, el tiempo máximo para poder formalizar la venta. Es importante que también incluya cualquier otro punto que se haya acordado. Por ejemplo, facturas pendientes de la casa y el reparto de gastos.

También  debes incluir la cantidad que  entregarás por concepto de arras. Haz especial énfasis en que ese dinero corresponde a la cuenta de la compra – venta y que será descontado del precio final una vez se establezca la escritura.

En el caso en el que ocurra un rompimiento del contrato, la ley establece penalizaciones. Es importante estén también especificadas en el documento.

  • Si la persona que incumple el acuerdo es el comprador, este perderá la cantidad de dinero entregado.
  • Si la persona que incumple es el vendedor del inmueble, deberá reintegrar el doble de la cantidad de dinero recibida.

Por otra parte, la cantidad desembolsada para llevar a cabo la formalización del contrato tendrá que acordarse entre el comprador y el vendedor. Se recomienda que la cantidad sea la más alta posible, para así asegurar que el vendedor o comprador no se eche para atrás. Una baja cantidad facilita la ruptura del acuerdo por cualquiera de las dos partes.

En definitiva, el contrato que se lleva a cabo durante la compra-venta de un inmueble es un aspecto muy importante con el cual no se puede jugar. Es por esto que si tienes dudas e inquietudes se recomienda acudir a un profesional inmobiliario el cual te asesorará. Así estará evitando cualquier tipo de sorpresas y malas experiencias durante todo el proceso.

Comparte en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Recibe los últimos artículos de mi blog

Otros artículos

Deja un comentario

IPAD

Este verano te regalo un iPad