casa reforma

¿Comprar una vivienda nueva o reformar?

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Si sientes que tu vivienda habitual ya no se adapta a tus necesidades y estás considerando cambiar. Lo más probable es que tengas la duda sobre si reformar tu vivienda actual o comprar otra. En este caso, es importante que sepas que cuando llega la hora de cambiar una vivienda, no siempre es mejor irse por el camino de comprar una nueva, a veces una reforma puede resultar más rentable.

5 puntos claves que te ayudarán a decidir si comprar o reformar

Financiación

Ya sabes muy bien que el mercado inmobiliario ha atravesado por unos cuantos ajustes importantes. Debido a esto, hace  que la cantidad que vayas a financiar para tu nueva vivienda sea mucho menor. Hace unos años atrás para adquirir la misma vivienda hubieses tenido que financiar mas. Así que ten en cuenta este aspecto.

En el caso de las reformas. La financiación puede solventarse fácilmente con un préstamo personal. La cantidad de financiación a obtener para la reforma de un hogar, va a depender muchísimo de tus condiciones financieras. Si quieres hacerte una idea de las cifras, siempre puedes revisar los simuladores de préstamo personal que existen.

Impuestos

Cuando una persona está indecisa sobre si comprar o renovar, también debe medir los impuestos que se originan ante ambos escenarios. Por ejemplo, no es lo mismo adquirir una vivienda nueva que otra de segunda mano.

Los inmuebles nuevos están sujetos a  IVA mientras que los de segunda mano soportan el ITP. La cifra va a depender completamente de la comunidad autónoma y del valor de la vivienda.

En cuanto al IVA, también se modifica dependiendo del tipo de vivienda. La libre lleva un tipo de iva del importe escriturado, mientras que las de protección oficial de régimen especial y de protección oficial de promoción pública sostienen un iva mas reducido.

En el caso de las reformas, tienes que agregar el coste de las licencias y las tasas del Ayuntamiento, al cual deberás sumarle el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras, que está cerca del 4% del presupuesto.

Rebajas en el IRPF

Otro punto importante es revisar las rebajas que existen hoy en día por la adquisición de una vivienda habitual. Por ejemplo, si te estuviesen aplicando rebajas en el IRPF porque tu vivienda habitual la adquiriste antes del año 2013, al cambiar de vivienda perderías dicha rebaja. Por tanto, no sería un buen negocio en cuanto a los asuntos fiscales.

Ayudas a las reformas

Igual que en el caso anterior, ocurriría lo mismo si se hubiera realizado alguna reforma por la que también se adquiriera derecho a rebaja. En este caso, al cambiarte a una nueva vivienda, perderías los beneficios fiscales. También, si realizas alguna reforma, es bueno que sepas que existen subvenciones y otras ayudas de las cuales puede favorecerte.

Conseguir lo que se requiere con una reforma

Los principales problemas que pueden surgir con una reforma se relacionan con los plazos de finalización de la misma y la ejecución.

¿Vas a poder conseguir con tu inversión lo que necesitas para vivir cómodamente en tu misma vivienda? Cuando se lleva a cabo una reforma pueden surgir pequeños inconvenientes, te recomiendo que reserves el 10% del presupuesto a estos factores que tienden a ser imprevisibles para no sufrir de ningún tipo de tensión financiera.

Por último. Muchas veces resultan muy atractivas algunas de las oportunidades del mercado inmobiliario. La vivienda ha atravesado un ajuste de precio muy evidente, pudiéndose entonces acceder a propiedades que hace unos cuantos años parecía ser imposible.

Comparte en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Recibe los últimos artículos de mi blog

Otros artículos

Deja un comentario

IPAD

Este verano te regalo un iPad